El mundo de los videojuegos: Tu segundo hogar - Battle4play
Inicio » ONE » El mundo de los videojuegos: Tu segundo hogar

El mundo de los videojuegos: Tu segundo hogar

Normalmente pasamos horas y horas dentro de mundos de fantasía que un/a desarrollador/a de videojuegos ha creado para nosotros/as. Conocemos a muchos/as personajes diferentes, descubrimos lugares escondidos y antes de darnos cuenta, este mundo de ficción se convierte en casi un segundo hogar para gamers. Pero, ¿qué elementos crean y cuales rompen el mundo de un juego?
Los mejores mundos de  videojuegos son los que te hacen sentir como en casa. Donde puedes estar horas sin aburrirte y los que te hacen sentir lleno de nostalgia cuando piensas en ellos años después. Puede incluso que sientas morriña cuando acabas el juego. Aquí te exponernos algunos elementos que pueden influir para hacer de estos mundos algo inolvidable. 
Diferentes localizaciones 

Empecemos con el paisaje en sí. ¿Qué es lo que  hace memorable a un mundo como Azeroth (Warcraft) o Tamriel (The Elder Scrolls) en contraposición con la quemada Earth de Rage o Vanguard City en el juego Inversion?  Mientras que estos últimos son fácilmente olvidables los dos primeros juegos además de ser dos grandes series, los mundos Azeroth y Tamriel ofrencen un paisaje muy variado.  
En World of Warcraft puedes caminar por un bosque, a través de las montañas hacia un paisaje desolador, sin ni siquiera tener que cargar una nueva pantalla. Y una vez estés en la bulliciosa ciudad de Tamriel, lo próximo que te encontrarás es estar cubierto de nieve en una montaña que se adentra en una caverna oscura y misteriosa. 
La variedad es muy importante cuando los jugadores pasan horas en el juego. Hay sólo unos cuantos juegos que ofrecen sólo un tipo de paisaje y quizás puede ir bien con eso sólo; pero incluso con el limitado espacio en Rapture (BioShock) hay diferentes áreas con su propia temática.
Habitantes
Ahora que tienes los fundamentos para el mundo ideal de tu juego, necesitas llenarlo de habitantes. Es importante no pensar sólo en personajes que tengan algo que ver con la historia o sólo en personajes de tipo monstruo o similiar.
Cuando te introduces en el pueblo Kakariko, en Ocarina of Time, notas que aparece gente que no tiene nada que ver con el juego, pero en este caso, aportan vida a ese mundo. Un ejemplo aún mejor es Grand Theft Auto. Desde el primer GTA en 1997, esta saga ofrece ciudades que están llenas de personas que viven su vida cotidiana. 
Pero no pienses solo en habitantes humanos, En Red Dead Redemption los personajes humanos son muy escasos, sin embargo hay muchos animales salvajes.  Hay 38 especies diferentes en Texas y México, desde gallinas a perros, o lobos y osos. De esta forma, hasta en el desierto puede haber vida. 
Historia
Pero incluso un hermoso paisaje lleno de personajes animados sólo es interesante por un corto tiempo si los/as jugadores/as no pueden descubrir nada nuevo. Asegúrate de que tu mundo tiene un poco de misterio o de historia. Al entrar en el ascensor en el antes mencionado Rapture, se sentirá inmediatamente que ese lugar tiene una historia.
Azeroth y Tamriel también están llenos de historias (a veces ocultas). Casi todos los lugares en World of Warcraft tiene una historia o un cuento que se puede descubrir haciendo las misiones o investigando en libros u otros documentos en las proximidades. 
También se puede optar por no contar mucho a los/as jugadores/as y dejar que ellos lo averigüen por sí mismos. ¿Cuál es la historia detrás de los gigantes en Shadow of the Colossus? ¿Qué se hace realmente en Journey?. En ambos casos, se sabe muy poco sobre el mundo en el que se está jugando, por lo que lo hace aún más interesante.

Un estilo único


Así que tienes un mundo con mucha vida, un paisaje precioso y una rica historia. Pero ¿Cómo estar seguro de que este mundo se va a qué en la memoria de los gamers?, la respuesta es con un estilo visual único. Y no nos referimos sólo a gráficos espectaculares, aunque podría funcionar también (un ejemplo seria Journey).
The Legend of Zelda tiene muchísimos estilos gráficos diferentes, pero cada juego de Zelda es reconocible sólo por ser un juego de Zelda en sí mismo. También, incluso teniendo un estilo muy personal y marcado, las variaciones son posibles. The Last of Us se diferencia mucho del resto de juegos post-apocalípticos .

Como veis hay infinitas opciones para que cada gamer tengamos un mundo ideal. ¿Cómo sería el tuyo?
Comparte para que se enteren todos/as tus amigos/as:

Te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*