COMENTARIO: BAJO SOSPECHA (2X03 | SARA y 2x04 | EL TELÉFONO) - Battle4play
Home » Series » COMENTARIO: BAJO SOSPECHA (2X03 | SARA y 2×04 | EL TELÉFONO)

COMENTARIO: BAJO SOSPECHA (2X03 | SARA y 2×04 | EL TELÉFONO)

Los dos últimos capítulos de Bajo Sospecha van de la mano y por eso hemos creído conveniente realizar una crítica conjunta antes del capítulo de mañana, en el que podremos seguir investigando quién está detrás de las desapariciones del Policlínico Montalbán. 
2×03 | SARA
En el primero de este par de capítulos, la acción comienza con la aparición de la doctora Sara Guzmán en una cementera y Victor corriendo inútilemente tras un sospechoso en ese mismo lugar: tal y como dejamos el anterior episodio. La doctora llega en estado crítico al hospital y pasa a la UCI hasta que se estabiliza, siendo conducida a un coma inducido por su seguridad hasta que su estado de salud mejore. Inmediatamente, debe estar vigilada las 24 horas y su ropa será custodiada por los agentes, a pesar de las intenciones de la jefa de enfermeras, Lidia, por quedarse con  las prendas. 
En un momento determinado, cuando dichas pertenencias de la víctima se encuentran en el coche policial, alguien hace saltar la alarma de incendios provocando que todos teman por la seguridad de Sara. Sin embargo, se trata sólo de una técnica de distracción para hacerse con la ropa. ¿Quién habrá sido? Sólo hay un testigo que, tras ser amenazado por la jefa de enfermeras, fingirá no tener capacidad para recordar. 
En otro orden de cosas, Ginés Castillo sigue acusado y encarcelado por su supuesta implicación en la desaparición de Catherine Le Monier. El detenido contacta en varias ocasiones con la directora del hospital a la que amenaza con decir todo lo que sabe si no lo ayuda en condiciones. 
Como punto culminante del capítulo nos sorprende un nuevo asesinato y esta vez algo es diferente, conocemos al asesino y se ve perfectamente quién es la víctima.  Se trata, nada más y nada menos, que de Enrique (marido de la difunta Isabel) y Miguel (su amante), ambos mantienen una acalorada discusión que termina con Enrique muerto e incinerado a manos del médico. Posteriormente, Miguel se encarga de hacer saber a la familia del asesinado (suplantando su identidad desde su teléfono móvil) que ha decidido irse de viaje y envía su maleta en un autobús bien lejos de Madrid. 
La escena final que nos conmocionó no fue nada más y nada menos que alguien drogando a Víctor en la habitación del testigo que presenció el incidente de la alarma, ¿entendéis por qué más que nunca no podíamos dejar de vincular la crítica al siguiente episodio?. Bajo sospecha cada día nos gusta más y la intriga es mayor.
2×04 | EL TELÉFONO
Victor es drogado con Burundanga, una droga que aquellos que frecuenten el teatro en Madrid estarán familiarizados por  la obra homónima que se encuentra en cartel y recomendamos desde aqui. La burundanga o escopolamina es una droga que hace al individuo que la toma ser dócil y seguir al pie de la letra cada instrucción que le es dada, anula la capacidad de decisión y absolutamente a la persona. Esta droga es utilizada para violaciones o, en este caso, para fingir el suicido de Victor. Pero no os asustéis que Víctor sigue vivo, ya que Alain consigue evitar que salte de la azotea del hospital en el último momento. 
Belén presencia la escena e ingresa a Víctor en el hospital, robándole el móvil y descubriendo que es un policía infiltrado. ¿Qué ocurrirá con Belén? ¿Trabajará como una nueva infiltrada en el hospital ahora que sabe la verdad?.
Volviendo al asunto de la droga, la inspectora Leduc investiga a Natalia Sanz, la enfermera encargada de firmar los partes de la escopolamina, que, aunque al principio encubre a la persona con la que mantiene una relación amorosa y a la que le daba la droga, termina siendo la encargada de hacer que éste sea detenido al montar una discusión en el aparcamiento del hospital. Se trata, nada más y nada menos que de Daniel Legarra, cirujano. El doctor es retenido pero al final sale indemne al confirmarse su coartada para el día de la aparición de Sara Guzman: Daniel tiene principios de parkinson y ese era el motivo para no querer colaborar con la policía, no quería que el caso saliese a la luz y lo destituyesen como cirujano. Además, utilizaba el fármaco para controlar la enfermedad. Parece que han llegado a un camino sin salida y que el verdadero asesino está mareando a la policía.
¿Qué ocurrirá en el próximo capítulo?, ¿nos volverán a sorprender con una nueva desaparición o asesinato?, ¿encontrarán pruebas determinantes contra Miguel?, ¿estaremos un poco más cerca de encontrar a Catherine? Todo esto y muchísimo más en el próximo capítulo de Bajo Sospecha, mañana a las 22.30h.
Comparte para que se enteren todos/as tus amigos/as:

Te puede interesar...

b4p logo

Creador de la web, entrenador Pokémon por naturaleza. Intentando informar de todo lo relacionado con el mundo de los videojuegos, las series y las películas. Yu-gi-oh es mi debilidad, coleccionando cartas desde que el mundo es mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*