Análisis | Mirrors Edge Catalyst - Battle4play
Home » Análisis » Análisis | Mirrors Edge Catalyst

Análisis | Mirrors Edge Catalyst

img.peque{
width: 50px; height: auto;

}
ul li{
list-style-image: url(http://i65.tinypic.com/2v1998o.png);

}
.title {
font-family: ‘Oswald’,Verdana,Sans-serif;
line-height: 1.2em;
font-size: 25px;
font-weight: bold;
padding: 5px 5px;
color: #555;
margin: 0 0 10px 0;
text-transform: uppercase;
background: #222222;
color: #f8f8f8;
border-bottom: 5px solid #008000;
}
.videojuegos2{font-size:60px;} aside.perro2{
display: block;
margin: 2px;

padding: 10px;
width:500px;
height:150px;
border: 1px solid #d7d7f4;
border-radius: 10pt;
background: #d7d7f4;
box-shadow: 5px 5px 3px #888888;
-webkit-box-shadow:5px 5px 3px #888888;

-webkit-order: 4;
order: 4;

}
aside.perro {
display: block;
margin: 2px;
padding: 10px;
width:290px;
height:300px;
border: 1px solid #0de67a;
border-radius: 10pt;
background: #B5FBC8;
box-shadow: 5px 5px 3px #888888;
-webkit-order: 2;
order: 2;

}
aside.gato{
display: block;
margin: 2px;

padding: 10px;
width:290px;
height:300px;
border: 1px solid #f22929;
border-radius: 10pt;
background: #FFB4B4;
box-shadow: 5px 5px 3px #888888;
-webkit-box-shadow:5px 5px 3px #888888;

-webkit-order: 4;
order: 4;

}
#flexej{
margin: 0px;
padding: 0px;
display: -webkit-flex;
display: flex;
-webkit-flex-flow: row;
flex-flow: row;
}
.grande{
font-size:18px;
margin-left:-25px;}
.miau2{

width:200px;
heigth:200px;}

Mirror’s Edge fue uno de los títulos que marcó la pasada generación, por su innovación y lo que lograba transmitir con el desarrollo. Siete años más tarde, por fin podemos ver estrenarse una segunda parte relacionada con la marca que se puede disfrutar sin conocer la historia del primero ya que nos situamos en los orígenes de Faith.

Todo lo que comentaremos tiene relación con la versión de ordenador, según parece en la de consolas pueden diferir diferentes aspectos como el rendimiento o la calidad gráfica en momentos in-game. A pesar de ello, la esencia del título es la misma, pudiendo sentir el regreso de algo muy esperado.



REINVENTANDO LA MARCA


Con este nuevo estreno sus responsables han intentando corregir viejos errores además de innovar de alguna manera no entrando en la monotonía que caen algunas sagas del sector. Para empezar han conseguido retocar la manera de combatir, para nosotros muy acertada y dinámica pero que sigue sin convencer a parte del público. También han querido alargar la duración de la obra, ya que la anterior fue exquisita pero pecó de escasas horas. Lo han logrado a la perfección teniendo como mínimo unas diez o doce horas tan sólo con las misiones principales.

Marcamos esa aproximación de tiempo ya que con el nuevo elemento introducido puede variar encarecidamente, estamos hablando del mundo abierto, por el cual podemos perdernos y ver la belleza y recreación de la ciudad. Nada más salir del centro de internación en el que se encuentra la protagonista se aprecia a la perfección lo que han conseguido los desarrolladores de DICE. Nos dan la oportunidad de perdernos en ella, hacer misiones secundarias o ir directos al grano.

Todo ello provoca una extensión de la duración considerable, abriendo además un amplio abanico de posibilidades para no aburrirte. El único problema que vemos a esta opción es que tal vez no pegue demasiado con la marca, quitando un poco de esencia de la anterior entrega, parece que hoy en día hay que introducir mundo abierto a todo para ser un buen lanzamiento pero Mirror’s Edge no lo necesitaba. Aún así, han logrado implementarlo de una manera correcta sin chirriar demasiado con la mecánica que al fin y al cabo es correr y hacer acrobacias.


TÚ ELIGES QUÉ HACER


Han querido ofrecer mucha variedad de misiones pudiendo así el o la usuario/a elegir cuál le apetece hacer en cada momento. El problema de ello es que te puedes llegar a sentir perdido dentro del videojuego ante tanta oferta, por ello han implementado un mapa de lo más accesible junto con lo llamado Visión Runner, que funciona marcando un punto en el mapa creando así una línea roja que seguir mientras corremos. Un gran acierto porque si no sería un auténtico caos.

Los objetivos suelen entrar en el rango de haz esto en X tiempo, muévete de un lugar a otro u obtiene diversos objetos a lo largo de la ciudad, lo que nos permite apreciar el detalle del entorno en el que nos movemos. Aunque también provoca otras cosas, como ya hemos comentado al principio el título podría ser una especie de precuela del anterior, viendo el pasado de Faith, sin entrar en más detalles ya que no nos gusta realizar spoilers, la historia puede pecar de vacía, no termina de enganchar pudiendo ser problema de la innovación del mundo abierto.


LA COMPETICIÓN QUEDA EN PRIMER PLANO 

Aunque la historia en sí pueda no ser lo que pudiéramos esperar, desde luego si que cumple con su mecánica de parkour. La opción online que nos ofrecen de competir con otros/as jugadores/as en recorrer una zona marcada es de lo más viciante y divertido. Podemos intentarlo en cualquier momento al pasar por el punto marcado de inicio, y te aseguro que no dejarás de hacerlo hasta batir algún que otro récord.

Además nos permiten crear nuestra propia gymkana por decirlo de alguna manera y luego compartirla con los demás para volver a competir y ver a los/as mejores en la clasificación de tiempos logrados. Hubiera estado genial poder tener carreras en directo uno contra uno, incluso crear un competitivo con esa mecánica, pero para otra ocasión.

CONTROLES FLUIDOS, SENSACIÓN INCREÍBLE 

Con tan sólo unos pocos comandos podemos llegar a conseguir hacer cosas maravillosas, como si de un juego clásico de plataformeo se tratará nos centraremos prácticamente en arriba y abajo. Pero combinando diferentes respuestas podemos llegar a correr mientras saltamos obstáculos o los sorteamos patinando por abajo o incluso corremos hacia la pared para impulsarnos en ella como si fuéramos un ninja.

Para ir aprendiendolos poco a poco, tenemos a nuestra disposición un sistema de progresión en el que iremos desbloqueando nuevas habilidades tanto de combate como de agilidad. Serán totalmente obligatorias para ir avanzando en el título, ya que nos otorgan movimientos de lo más útiles que nos harán, por ejemplo, bajar unas décimas en los contrarrelojes, ahorrando tiempo.

Los controles en cuanto a combate han mejorado considerablemente, pudiendo atacar con diferentes extremidades dejando K.O. a los enemigos, incluso puedes golpearlos para que vayan hacia un lado y así aprovechar los precipicios.  El problema viene cuando casi no hay variedad de enemigos y encima la I.A. no responde como debería responder.

COLECIONABLES PARA ABURRIR

Una vez acostumbrados a las nuevas mecánicas, se le coge el gusto y es que tenemos una gran cantidad de elementos que buscar y encontrar. Los famosas colecionables en este caso se dividen en 324 fugas de red, 40 bolsas secretas, 251 piezas electrónicas e incluso 45 grabaciones de vigilancia junto con 42 documentos.

A pesar de que algunos de ellos no pueden motivar a ser buscados, otros de ellos son prácticamente obligatorios si queremos vivir toda la experiencia del videojuego. Como su nombre indica las grabaciones y documentos albergarán información exclusiva que nos ayudará a comprender un poco más la historia, vamos que también seremos detectives en este título.

DOBLAJE, ANIMACIÓN…

Como de costumbre nos gustaría dedicar un espacio a los pequeños detalles que a veces no les damos demasiada importancia. Por ejemplo el doblaje a nuestro idioma, el poder escuchar cada conversación junto con el desarrollo de la historia en castellano, es toda una delicia.

Contando con voces de lo más conocidas, el único detalle negativo es el cambio de voz de la protagonista. A todos/as nos pasa que si nos cambian de voz al actor o actriz de una serie a mitad de temporada nos chirría, en el caso de los videojuegos ocurre lo mismo. Se salva el hecho de que han pasado siete años y la mayoría puede no recordar la anterior.

El trabajo de animación, modelación y demás aspectos gráficos es fascinante, digno de mención.  Se agradece el ciclo día-noche pudiendo apreciar aún más la delicia visual que nos ofrecen con Mirror’s Edge Catalyst.  

    NOTA FINAL

    Es un título que nos deja una sensación agridulce con su inclusión de mundo abierto pero más dulce que agria. La extensa duración del videojuego junto con la posibilidad de ver la ciudad de noche es un acierto total.

    Seguramente habrá opiniones divididas respecto a la nota y el resultado final. Nosotros después de esta pequeña valoración sentimos que aunque no es una obra maestra, hay un gran trabajo detrás y logra entretener que es realmente lo que tiene que hacer. Si eres un/a fanático/a de la anterior entrega, ésta desde luego no te va a aburrir.




    Te puede interesar...

    Comparte para que se enteren todos/as tus amigos/as:

    Creador de la web, entrenador Pokémon por naturaleza. Intentando informar de todo lo relacionado con el mundo de los videojuegos, las series y las películas. Yu-gi-oh es mi debilidad, coleccionando cartas desde que el mundo es mundo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *
    *

    Análisis | Mirror’s Edge Catalyst

    Mirror’s Edge fue uno de los títulos que marcó la pasada generación, por su innovación y lo que lograba transmitir con el desarrollo. Siete años más tarde, por fin podemos ver estrenarse una segunda parte relacionada con la marca que se puede disfrutar sin conocer la historia del primero ya que nos situamos en los orígenes de Faith.

    Todo lo que comentaremos tiene relación con la versión de ordenador, según parece en la de consolas pueden diferir diferentes aspectos como el rendimiento o lo calidad gráfica en momentos in-game. A pesar de ello, la esencia del título es la misma, pudiendo sentir el regreso de algo muy esperado.

    Reinventando la marca

    Con este nuevo estreno sus responsables han intentando corregir viejos errores además de innovar de alguna manera no entrando en la monotonía que caen algunas sagas del sector. Para empezar han conseguido retocar la manera de combatir, para nosotros muy acertada y dinámica pero que sigue sin convencer a parte del público. También han querido alargar la duración de la obra, ya que la anterior fue exquisita pero pecó de escasas horas. Lo han logrado a la perfección teniendo como mínimo unas diez o doce horas tan sólo con las misiones principales.

    Marcamos esa aproximación de tiempo ya que con el nuevo elemento introducido puede variar encarecidamente, estamos hablando del mundo abierto, por el cual podemos perdernos y ver la belleza y recreación de la ciudad. Nada más salir del centro de internación en el que se encuentra la protagonista se aprecia a la perfección lo que han conseguido los desarrolladores de DICE. Nos dan la oportunidad de perdernos en ella, hacer misiones secundarias o ir directos al grano.

    Todo ello provoca una extensión de la duración considerable, abriendo además un amplio abanico de posibilidades para no aburrirte. El único problema que vemos a esta opción es que tal vez no pegue demasiado con la marca, quitando un poco de esencia de la anterior entrega, parece que hoy en día hay que introducir mundo abierto a todo para ser un buen lanzamiento pero Mirror’s Edge no lo necesitaba. Aún así, han logrado implementarlo de una manera correcta sin chirriar demasiado con la mecánica que al fin y al cabo es correr y hacer acrobacias.

    Tu eliges qué hacer

    Han querido dar mucha variedad de misiones pudiendo así el o la usuario/a elegir cuál le apetece hacer en cada momento. El problema de ello es que te puedes llegar a sentir perdido dentro del videojuego ante tanta oferta, por ello han implementado un mapa de lo más accesible junto con lo llamado Visión Runner, que funciona marcando un punto en el mapa creando así una línea roja que seguir mientras corremos. Un gran acierto porque sino sería un auténtico caos.

    Los objetivos suelen entrar en el rango de haz esto en X tiempo, muévete de un lugar a otro u obtiene diversos objetos a lo largo de la ciudad, lo que nos permite apreciar el detalle del entorno en el que nos movemos. Aunque también provoca otras cosas, como ya hemos comentado al principio el título podría ser una especie de precuela del anterior, viendo el pasado de Faith, sin entrar en más detalles ya que no nos gusta realizar spoilers, la historia puede pecar de vacía, no termina de enganchar pudiendo ser problema de la innovación del mundo abierto.

    La competición queda en primer plano

    Aunque la historia en sí pueda no ser lo que pudiéramos esperar, desde luego si que cumple con su mecánica de parkour. La opción online que nos ofrecen de competir con otros/as jugadores/as en recorrer una zona marcada es de lo más viciante y divertido. Podemos intentarlo en cualquier momento al pasar por el punto marcado de inicio, y te aseguro que no dejarás de hacerlo hasta batir algún que otro récord.

    Además nos permiten crear nuestra propia gymkana por decirlo de alguna manera y luego compartirla con los demás para volver a competir y ver a los/as mejores en la clasificación de tiempos logrados. Hubiera estado genial poder tener carreras en directo uno contra uno, incluso crear un competitivo con esa mecánica, pero para otra ocasión.

    Controles fluidos, sensación increíble

    Con tan sólo unos pocos comandos podemos llegar a conseguir hacer cosas maravillosas, como si de un juego clásico de plataformeo se tratará nos centraremos prácticamente en arriba y abajo. Pero combinando diferentes respuestas podemos llegar a correr mientras saltamos obstáculos o los sorteamos patinando por abajo o incluso corremos hacia la pared para impulsarnos en ella como si fuéramos un ninja.

    Para ir aprendiendolos poco a poco, tenemos a nuestra disposición un sistema de progresión en el que iremos desbloqueando nuevas habilidades tanto de combate como de agilidad. Serán totalmente obligatorias para ir avanzando en el título, ya que nos otorgan movimientos de lo más útiles que nos harán, por ejemplo, bajar unas décimas en los contrarrelojes, ahorrando tiempo.

    Los controles en cuanto a combate han mejorado considerablemente, pudiendo atacar con diferentes extremidades dejando K.O. a los enemigos, incluso puedes golpearlos para que vayan hacia un lado y así aprovechar los precipicios.  El problema viene cuando casi ni hay variedad de enemigos y encima la I.A. no responde como debería responder. 

    Colecionables para aburrir

    Una vez acostumbrados a las nuevas mecánicas, se le coge el gusto y es que tenemos una gran cantidad de elementos que buscar y encontrar. Los famosas colecionables en este caso se dividen en 324 fugas de red, 40 bolsas secretas, 251 piezas electrónicas e incluso 45 grabaciones de vigilancia junto con 42 documentos.

    A pesar de que algunos de ellos no pueden motivar a ser buscados, otros de ellos son prácticamente obligatorios si queremos vivir toda la experiencia del videojuego. Como su nombre indica las grabaciones y documentos albergarán información exclusiva que nos ayudará a comprender un poco más la historia, vamos que también seremos detectives en este título.


    Doblaje, animación..

    Como de costumbre nos gustaría dedicar un espacio a los pequeños detalles que a veces no les damos demasiada importancia. Por ejemplo el doblaje a nuestro idioma, el poder escuchar cada conversación junto con el desarrollo de la historia en castellano, es toda una delicia.

    Contando con voces de lo más conocidas, el único detalle negativo es el cambio de voz de la protagonista. A todos/as nos pasa que si nos cambian de voz al actor o actriz de una serie a mitad de temporada nos chirría, en el caso de los videojuegos ocurre lo mismo. Se salva el hecho de que han pasado siete años y la mayoría puede no recordar la anterior.

    El trabajo de animación, modelación y demás aspectos gráficos es fascinante, digno de mención.  Se agradece el ciclo día-noche pudiendo apreciar aún más la delicia visual que nos ofrecen con Mirror’s Edge Catalyst.  


    Conclusión

    Es un título que nos deja una sensación agridulce con su inclusión de mundo abierto pero más dulce que agria. La extensa duración del videojuego junto con la posibilidad de ver la ciudad de noche es un acierto total.

    Seguramente habrá opiniones divididas respecto a la nota y el resultado final. Nosotros después de esta pequeña valoración sentimos que aunque no es una obra maestra, hay un gran trabajo detrás y logra entretener que es realmente lo que tiene que hacer. Si eres un/a fanático/a de la anterior entrega, ésta desde luego no te va a aburrir.

    Te puede interesar...

    Comparte para que se enteren todos/as tus amigos/as:

    Creador de la web, entrenador Pokémon por naturaleza. Intentando informar de todo lo relacionado con el mundo de los videojuegos, las series y las películas. Yu-gi-oh es mi debilidad, coleccionando cartas desde que el mundo es mundo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *
    *