Home » Análisis » Análisis Lost Sphear

Análisis Lost Sphear

Square Enix ha querido empezar este mes de enero con un lanzamiento por parte de Tokyo RPG Factory que muchas personas esperábamos. Se trata de nada más y nada menos que la obra de nombre Lost Sphear.

Se puede disfrutar en diversas plataformas, teniendo como principal novedad la recién llegada al mercado Nintendo Switch. Mi análisis en concreto se va a centrar en la que he podido probar, la versión de PlayStation 4.

LOS RECUERDOS SON LOS PROTAGONISTAS

Para quién no haya oído hablar nada sobre Lost Sphear, se trata de un curioso JRPG que cuenta una historia interesante. Nuestro protagonista Kanata deberá dar solución a la desaparición de su ciudad y otras localizaciones.


Lo hará con el poder de los recuerdos, en compañía de Lumina, Locke y otros personajes que iremos reclutando a lo largo de la historia. Puede materializar recuerdos y así devolver a un estado material diversas zonas, personajes y objetos.

La cantidad de lugares es digna de aplaudir y es que podemos apreciar diversas localizaciones, cada una con un toque característico. Nuestro objetivo será explorar a fondo cada una de ellas, ya que nos servirá de mucho en la aventura.


COMBATES POR TURNOS QUE SE AGRADECEN

Como en cualquier obra de estas características deberemos farmear armas, objetos de curación, ropa y otros detalles necesarios en los combates. Además, como ya he comentado, nos encontraremos con diferentes miembros para nuestro equipo con habilidades especiales.


Los combates tienen lugar por turnos, donde la estrategia tendrá mucho que decir cuando ya nos hayamos adentrado en la obra. Al principio se nos hará muy sencillo, tal vez durante demasiado tiempo, pero luego la cosa se anima.

A pesar de ello el que al subir de nivel recuperemos la vida de los personajes, hace que el título sea más sencillo de lo deseado. Mi recomendación personal es optar por la dificultad difícil, pudiendo cambiarla cuando queramos en cualquier momento.


NO OS PERDÁIS LOS VULCOSUITS

Es inevitable jugar a la obra y pensar en el pasado I Am Setsuna, aunque yo personalmente opto por el recién salido Lost Sphear. Sin lugar a dudas uno bebe del otro, pero en este otro han elegido una mayor variedad de entornos.


En cuanto al avance, se hace algo lineal, aunque me encanta la inclusión de los Vulcosuits a mitad de obra. Son unos trajes motorizados especiales que nos aportarán estadísticas, habilidades y otros detalles adicionales, lo mejor de la obra.

La narrativa engancha en todo momento, a pesar de su sencillez, y es que tiene algo especial mezclando momentos dramáticos con esperanza. No digo que sea la historia más sorprendente que haya jugado, pero se hace fácil de jugar.



BUEN APORTE PARA EL GÉNERO

La duración entorna fácilmente más de 30 horas gracias a la dinámica de recolectar recuerdos, hablar con muchos personajes y demás. Aunque desgraciadamente la compañía nos ha traído el título en inglés con voces en japonés.


Sin que sirva de justificación, os animo a no dejar de probarlo por ello ya que se trata de un inglés más básico de lo normal, personalmente creo que se os puede hacer fácil el entenderlo. La banda sonora como de costumbre es una delicia, y en cuanto a los gráficos son correctos, muy parecidos a I Am Setsuna.

En definitiva una idea interesante con una duración extensa y unas batallas Active Time Battle que mezcladas con otros elementos hacen una jugabilidad interesante. Si os gusta este género, dad una oportunidad a la obra.


Aspectos positivos
———————————————————-

  • LO MEJOR LOS VULCOSUITS
  • El personaje principal
  • La dinámica de los recuerdos
  • Buena duración
  • Localizaciones variadas

Aspectos negativos
———————————————————-

  • Está sólo en inglés
  • Gráficos “reciclados” de I Am Setsuna

 NOTA

Te puede interesar...

Comparte para que se enteren todxs tus amigxs:

Creador de la web, entrenador Pokémon por naturaleza. Intentando informar de todo lo relacionado con el mundo de los videojuegos, las series y las películas. Yu-gi-oh es mi debilidad, coleccionando cartas desde que el mundo es mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*